Agua, primordial recurso que protegen las áreas protegidas

0
289
Rincon de la Victoria en la Reserva Biológica Cordillera de Sama.
Rincon de la Victoria en la Reserva Biológica Cordillera de Sama. / Foto: Valeria Mendoza.

La Paz, 29 de octubre de 2020.- Hoy 29 de octubre se celebra el Día Nacional del Agua y Saneamiento, fecha establecida mediante la resolución No 227, el año 1989. Tiene el objetivo de generar mayor conciencia en la población sobre el uso racional y eficiente de este líquido elemento para la humanidad.

Muchas de las áreas protegidas tanto a nivel nacional, subnacional como municipal, fueron creadas para la conservación de los recursos hídricos, proteger manantiales, proteger cabeceras de cuenca y proteger los recursos hidrobiológicos que son importantes para el mantenimiento del agua.

En busca de soluciones, el Ministerio de Medio Ambiente mediante el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP), reflexiona sobre la necesidad de comenzar a adaptar e implementar modelos propuestos en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). De esa manera como nación y como sociedad, se podrá aportar desde el presente a que las generaciones venideras tengan un futuro próspero.

En ese contexto, se le debe dar mayor importancia a la conservación de este recurso hídrico, porque a través del mismo hay diversidad de vida en las áreas protegidas y a través de las áreas protegidas hay disponibilidad del agua.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la escasez en cantidad y en calidad del agua incide a nivel mundial en la carencia de salud y la excesiva pobreza de los pueblos más vulnerables. “Sin agua no hay salida a la pobreza (…) el líquido es clave para mejoras de salud, educación e igualdad”, destaca su comunicado.

Al ser los bosques bio sistemas necesarios para la estabilidad del ciclo hidrológico y la recarga de acuíferos, en estos tiempos de incendios forestales la pérdida de cobertura boscosa infaliblemente generará un deterioro en la disponibilidad de agua para consumo, cría de animales y producción de alimentos, lo cual incide directamente en la economía y en la seguridad alimentaria.

Para revertir en cierta medida esta escasez de agua en los próximos años, es importante que se impulsen acciones adecuadas con el uso de la tierra y los recursos naturales, donde la producción sea menos invasiva y más resiliente con la naturaleza. Además, la población debe ser más responsables con el consumo de productos y dar un buen aprovechamiento de los mismos a través de las tres R: Reducir, Reutilizar, Reciclar.

Es prioritario que se respete y se valore las áreas protegidas, protegerlas desde las comunidades y ciudades para evitar su explotación y degradación.

 

Laguna Hatilata,
Laguna Hatilata, distrito Umapalca, Parque Nacional ANMI Cotapata. / Foto: SERNAP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here